Bodas de Oro para un grupo de bachiller.




El 16 de noviembre me encuentro con ésta publicación.
La foto de éstos hombres que conmemoraban un aniversario, 50 años de un grupo de bachiller, generación del ´65.

No supe de ellos, sino hasta leer el libro El Jesuita, donde el entonces cardenal Jorge Bergoglio, recordaba en uno de los capítulos, a aquel grupo de adolescentes del Colegio de la Inmaculada Concepción de Santa Fe, cuando siendo seminarista, incursiono como profesor dándoles clase de literatura.
En él menciona dos libros muy significativos para ese grupo.
El primero Cuentos Originales, que reunía relatos realizados por los propios alumnos, y el segundo De la edad feliz, realizado por Jorge Milia 10 años atrás, para el mismo evento que los convocaba ahora.

Hace dos meses, justamente había publicado en mi blog la historia de éste afortunado grupo de jóvenes que supieron compartir momentos inolvidables con el entonces profesor de literatura, hoy convertido en nuestro Papa Francisco y al encontrarme con ésta publicación no pude resistirme a la tentación de enviarles mis saludos y compartir aquel material.

Parte del mensaje
Casi de inmediato fui sorprendida gratamente por uno de los protagonista de esa foto, que me contacto para contarme que había leído mi publicación en el blog, que le había gustado y que era uno de los autores de uno de los cuentos de aquel librito llamado Cuentos Originales, prologado nada más ni nada menos que por Jorge Luis Borges.

Intercambiamos un par de mensajes que expresaban lo grato de éste encuentro virtual.
Fue una enorme sorpresa para mi que me llenó de satisfacción. Saber que mi trabajo llegó a sus protagonistas, es parte de mi recompensa, como los contactos que se generan, ese intercambio entre el autor y quien lo lee, es maravilloso.

Unos días mas tarde, compartí con Carlos Ghiara, una foto que tomé en mi última visita a la Catedral Metropolitana, de una placa conmemorativa por el fallecimiento de nuestro primer Arzobispo de Montevideo, Mariano Soler.
Esa placa fue enviada justamente por el Colegio Inmaculada Concepción de Santa Fe en el año 1908.
Eso generó un nuevo contacto con dos de los autores de Cuentos Originales, que se vieron sorprendidos, como me sucedió primero a mi aquella tarde.

Sigo pensando que los libros nos regalan momentos mágicos, con sus historias propias, y con las que sus autores generosamente nos comparten. Pero cuando se genera ese contacto personal o virtual entre quien escribe, sus protagonistas y quien lo lee, la magia se multiplica.

Esta ha sido una Experiencia Inolvidable para mi, que debo agradecer en éste caso a Carlos Ghiara y a Jorge Milía, por el contacto, por su generosidad y su amabilidad para conmigo.


¡¡Feliz aniversario generación ´65!!










No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...