En búsqueda de La Palabra Perdida

En mis últimas vacaciones, tuve la oportunidad de pasear por Pirápolis, un lugar que adoro visitar con mi familia, y que en cada ocasión, parece estar esperándonos con rincones nuevos que descubrir.
Días antes había comenzado a leer un libro, de una escritora uruguaya que adora ésta ciudad tanto como yo - La Palabra Perdida de Maritza Vieytes-  una historia que transcurre en ese mágico lugar y pensé sería estupendo recorrerla con los personajes. 

A mi regreso decido armar un álbum contando lo especial que resultó ésta experiencia y así animar a otros a experimentarlo. De esa forma La Palabra Perdida llegó a su dueña.


Marzo 2016.
Días antes de empezar ésta semana de vacaciones, mi madre me prestó éste libro para que me acompañe en el paseo. 
Recorrer algunos de los lugares que menciona la novela, fue como acompañar a los personajes en esa aventura llena de magia y mística. 
El Cerro San Antonio, o Cerro del Inglés, nos regala la vista mas maravillosa de todo el balneario. Subirlo es otra aventura, nosotros ésta vez decidimos hacerlo por la escalera que esta frente a la rambla, al costado del puerto, en la llamada Punta Imán, según las antiguas cartas náuticas, dónde las brújulas de los barcos dejan de funcionar y los celulares pierden su señal. 
Enfrentar esa larga escalera de piedra fue un gran desafío, por suerte en el ascenso pudimos encontrarnos con rincones de descanso, que mientras nos recuperábamos podíamos disfrutar de lo hermoso del lugar. 
A mitad del camino nos esperaba la Cueva del Ave Fénix o Gruta de los patos, y el último tramo nos llevó directamente a la Virgen Stella Maris , la virgen de los pescadores, donde Francisco Piria coloco la piedra fundamental de Piriápolis. 
La vista que se tiene desde ese lugar es única, e invita a quedarse no solo a recuperar energías para poder bajar, sino también a renovarlas.


Pincha la imagen para ver el álbum




Mis palabras llegaron a una Maritza muy sorprendida, que compartió mi experiencia con sus seguidores y me regaló éste hermoso contacto.
La palabra tiene una fuerza y un poder que pocas veces somos capaces de reconocer.
Cuando las palabras correctas se encuentran, los resultados pueden ser maravillosos.




¡¡Gracias Maritza por tu generosidad!!




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...