Un ida y vuelta desinteresado



¿Se puede compartir una pasión sin esperar nada a cambio? 
Claro que se puede.

Hace seis años que tengo mi blog de libros, en el que comparto todas aquellas obras que atrapan mi interés y que de alguna forma terminan siendo parte de mi vida.
En todo éste tiempo, el blog ha pasado por distintas etapas, cambiando su apariencia y contenido en más de una oportunidad, lo que en ocasiones me daba la sensación de que tuviera vida propia.
Gracias a él, he vivido experiencias únicas e inolvidables, no solo con las historias que cada libro trae guardadas y las que cada autor nos regala en sus charlas y entrevistas, sino también las mías propias.
Experiencias que fui recogiendo mientras buscaba material para armar mis post, mensajes y correos electrónicos con algunos de los autores, pero sobre todo esa posibilidad de sorprenderme gratamente, con cada una.

El pasado 3 de setiembre, ocurrió una vez más, pero ésta vez de forma distinta a las anteriores.
Ese mismo día, había preparado lo que es hasta ahora mi último post, sobre el libro El Sueño de San José de los autores Marciano Durán padre y Marciano Durán hijo.
Despues de haber estado un par de días editando la información que iba encontrando en distintas páginas, mi trabajo había quedado terminado y bien completo, para que mis lectores pudieran disfrutar una vez más de una nueva historia.


Lo que nunca imagine fue, que uno de mis lectores, sería precisamente uno de los autores de éste libro.
Y así fue como me llevé la maravillosa sorpresa.
Entrando a facebook descubro que Marciano Durán padre, había compartido con sus seguidores, mi blog en su muro y además me agradecía.
Mi blog había viajado por su cuenta, regalándome así una nueva experiencia inolvidable.
Una de mis pasiones son los libros, y a través de éste blog he podido compartir éste gusto por la lectura con muchas personas, sin ningún interés de por medio que no sea el gusto mismo por los libros.
Sin esperar nada a cambio, comparto cada nueva historia, y recibir éstos mensajes o generar algunos contactos con los autores, viene siendo mi mayor recompensa. 





Gracias a tí Marciano Durán, por abrirnos los ojos y 
permitirnos descubrir parte de nuestra historia,
la que ignorábamos a pesar de tenerla tan cerca.
Que sigan tus éxitos siempre. 
Saludos Ana

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...