12 may. 2014

El Rosario de los Andes de Madelón Rodríguez



La autora relata sus vivencias durante los trágicos 72 días que siguieron al accidente del avión que se estrelló en los Andes en octubre de 1972. En él viajaba un equipo de rugbiers, entre los que se encontraba su hijo, Carlos Páez, uno de los sobrevivientes. Para Madelón Rodríguez, escribir este libro era una asignatura pendiente. No lo había escrito por respeto a las madres de los jóvenes que murieron, pero a 36 años del accidente, pensó "no me puedo morir sin contar lo que pasó". La historia del milagro de los Andes lleva varios libros publicados, otras tantas películas, infinitos relatos y conferencias de los propios sobrevivientes al accidente, que suelen ser convocados desde diversos países para transmitir su increíble experiencia. Pero a 36 años del accidente, Madelón Rodríguez tenía algo pendiente. Como madre de Carlos Páez, uno de los sobrevivientes, Madelón necesitaba contar cómo vivió la desaparición del avión donde viajaba su hijo y lo que sintió en esos 72 trágicos días que pasaron hasta el rescate de los 16 jóvenes que sobrevivieron. Por eso decidió escribir "El Rosario de los Andes", el libro donde ella relata su vivencia.


presentación del libro



Madelón Rodriguez, madre de Carlos Páez, relata la historia de un rosario que le entregó a su hijo en el momento de despedirlo.Guardó silecio durante 36 años, hasta que vió escrita ésta palabras en un libro del padre Carlos González Vallés, "No te vayas, sin contarnos lo que sabes" y decidió dar vida a éste relato.


"A los 74 años, siento una necesidad imperiosa de contar la historia que me tocó vivir, pues el tiempo va cambiando, desfigurando y esfumando la verdad. Quisiera que mis hijos, nietos y bisnietos y todos mis descendientes sepan tal cual fue, y como lo sentí, por supuesto, desde mi punto de vista. Es más, creo que tengo una obligación de hacerlo. A ellos, a mi madre, y a todas las madres que sufrimos ésta tragedia, quiero dedicar éstas páginas, junto con mis reflexiones y mis pensamientos".




Una anécdota que vale la pena conocer.
La virgen de Garabandal.



"Un grupo de madres pusimos toda nuestra esperanza,
en la virgen María, aparecida en  Garabandal,
y encontramos vivos a nuestros hijos".


Para ver la historia completa, hacer clic AQUÍ
Ésta anécdota no pertenece al libro.




Programa Misterios y Milagros 
de Victor Sueiro





Victor Sueiro:
Generalmente es así, cuando más se lo necesita, y acá el milagro empieza a anunciarse con ciertos, ciertos guiños de Dios, para llamarlos así, con todo respeto. Con señales, signos, muchos, diferentes, bellos, inescrutables, apasionantes.
La mamá de uno de los protagonistas, Carlitos Páez, habla de una amiga de ella y una de esas señales, habla de Bimba, y nos cuenta ésto.

Madelón Rodríguez:
Bimba soñó un día, y me vino a casa -me acuerdo siempre- de mañana, y me dijo, ¿sabes Madelón que anoche soñé con Diego -Diego era su hijo- y le digo ¿y cómo lo viste? y entonces dijo, lo vi fantástico, solamente tenía un moretón acá, (señalando la cara) y me dijo, Madelón para mi acá se terminó la búsqueda y ese mismo día el chico moría en el alud. Y cuando Carlitos aparece, yo le pregunto ¿y Diego cómo estaba el día del accidente? y Carlitos me dice, estaba bárbaro mamá, no le pasó nada solamente tenía un moretón acá (señalando la cara). Era exactamente como su mamá lo había soñado.





Fuente de información: Ser y sociedad ,  El pais.com , www.Virgen de Garabandal





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...