14 sept. 2015

Contarlo todo de Jeremías Gamboa

«Hay un día que lo cambia todo en nuestras vidas: 
aquel en el que la literatura nos llega y nos secuestra para siempre.» 
Contarlo todo es una novela de iniciación 
del joven escritor peruano Jeremías Gamboa.



Ver un adelanto del libro, clic en la tapa.


Una mañana de setiembre de 2004, en la habitación humilde de un barrio periférico de Lima llamado Santa Anita, un muchacho peruano que no ha tenido nada en la vida -salvo su propia historia- se sienta a escribir su primera novela convencido de que ya es un escritor. Se llama Gabriel Lisboa y aquello que sale de sus manos es Contarlo todo: un relato desgarrado y épico que comienza con un adolescente que tiembla al "unir palabras" en una redacción periodística del centro de Lima y que termina con él mismo convertido en un adulto capaz de escribir con una urgencia y una determinación excepcionales el gran relato de su vida.
Manual de juventud, de amistad y de amor, Contarlo todo es sobre todo una gran novela de aprendizaje, un relato conmovedor que nos muestra la forma de encontrar un lugar en el mundo y la construcción de una identidad propia, el papel que juega en nuestra vida la gente que comparte nuestros sueños y la pulsión y el terror que implica la escritura. Pero sobre todo, que nos revela el poder cegador y completamente transformador y mágico de la literatura.


Entrevista al autor
en el programa HIPERtexto23
Argentina


 

- Fue un fenómeno lo que sucedió en tu país con ésta novela, que se había vendido antes de tiempo en realidad, porque fue anunciada en la feria de Frankfurt, que es una de las más importantes del mundo. También fue anunciada en la feria de Guadalajara, creo muchísimas expectativas, algo que no es muy usual digamos.

- Si, para una primera novela no, como dices tu, la vendieron en Frankfurt y El País de España la refirió como el pase digamos, de la literatura americana en esa feria, y a partir de ahí se generó una bola de nieve que terminó en Guadalajara, que se presentó el año pasado, la última feria de Guadalajara, y a partir de ahí ya un poco moviendo el libro éstos meses, en el Perú fue un libro muy debatido muy comentado, generó pasiones, reacciones y en otros países, también ha estado bastante distribuido y bien reseñado.

- Ahora esa expectativa que va generando, vos mientras tanto ibas escribiendo la novela, ésto también es lo curioso. ¿Cómo a vos te fue influenciando, esa expectativa que ibas creando?

- No, cuando la expectativa se creo, la novela ya estaba terminada. La manejó una agencia, que es la Agencia Carmen Balcells, y entonces cuando apareció, la novela ya estaba escrita. Así que por ese lado tranquilo, porque no me movió una coma, toda la expectativa, mas bien fue una preparación mía, para soportar los cambios y todo lo que iba a venir, que vino de todo. Entonces si que tuve una año, sobre todo para eso, y para empezar a trabajar algo mas, que me permitiera enfrentar la presentación del libro, sabiendo que estaba en otra cosa.

- Y una de las maneras, por las cuales fue vendida la novela, fue ésta circunstancia de que vos estabas trabajando como periodista y dejaste absolutamente todo para volcarte a la literatura, que también es algo bastante particular. Contanos cómo fue eso, y además, ésta novela te llevó cinco años escribirla nada mas.

- Si, me tomo cinco años. Yo empecé a ejercer el periodismo muy temprano. A los 19 años, mientras estudiaba en la universidad, estudié Comunicaciones, empecé a trabajar en una revista que se llama Caretas, una revista muy importante en el Perú y empece a aprender un poquito, como se aprende un poco, sacando el conocimiento donde no te lo dan necesariamente, mas que de forma empírica y quería ser periodista.
Quería ser periodista realmente, era mi vocación, pero por una serie de circunstancias biográficas, empezó a surgir en mi, la necesidad de escribir ficción. Yo fui cronista, cronista de la calle, cronista callejero en El Comercio.
Fui editor de la revista Somos, una revista bastante leída y a los 26 años entre en una crisis que me mandó al médico, osea me medicaron, una depresión, no estaba haciendo lo que quería, sentía que tenía que apostar, y renuncie a todo lo que tenía, de una manera bien infantil, porque tenía 20 y a esa edad uno renuncia de una manera más dramática.
Lo dejé todo para intentar escribir y viví cuatro años a la intemperie, escribiendo cuentos que no funcionaban bien, viviendo a pellejerias y a los 30 años yo obtuve una beca para irme a estudiar a EEUU, me dije a mi mismo que había fracasado como escritor, que en verdad no servía, no tenía el talento para escribir y en EEUU de pronto se abrió el cielo de Colorado, donde estaba estudiando una maestría y aparecieron los primeros cuentos de Punto de Fuga, que es el primer libro que escribí, que ahora se va a editar. Para setiembre esta en Argentina, lo esta editando Alfaguara, lo esta reeditando y eso cambió mi vida completamente, yo después del primer libro, dije ni hablar yo quiero ser escritor, ésto es lo que me gusta, no hay nada mas bonito que escribir un libro.
Entonces no hice el doctorado en EEUU, volví a Lima y ahí tuve la segunda renuncia ya con la experiencia de los 30, mas moderada, mas inteligente, entonces dejé un puesto que tenía en Etiqueta Negra, la revista en que llegue a ser editor general, y entonces hice lo mismo que a los 20 pero mejor, me quede con algunos trabajos, me di cuenta que como profesor podía tener un ingreso moderado constante. Era profesor universitario y columnista, tenía una cantidad de dinero ahorrada, en algún momento estuve tentado en comprarme un carro y me di cuenta que escribir una novela, me costaba mas o menos un carro si es que yo me moderaba.


Ver el resto de la entrevista en el video

Transcripción de la entrevista, Ana R.




Jeremías Gamboa





Jeremías Gamboa nació en el seno de una familia de escasos recursos económicos.
Sus padres, dos campesinos ayacuchanos, llegaron a Lima a inicios de los sesenta y ejercieron oficios como el de empleada del hogar (en el caso de su madre) y mesero (en el caso de su padre) para poder darle una mejor educación. 
Ya al culminar la escuela secundaria, Jeremías Gamboa decidió estudiar la carrera de Historia en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, a la que ingresó en el primer lugar; sin embargo, desertó de este propósito por la coyuntura social y política que se vivía a finales de los ochenta en el Perú. 
Pese a no contar con dinero, el padre de Jeremías lo animó a postular a la Universidad de Lima, una de las más caras del país. Allí cursó estudios en Ciencias de la Comunicación con una beca por su buen desempeño académico; aunque a la par trabajó como vendedor ambulante y empleado de seguridad de una cadena de súper mercados. 
Al finalizar la carrera, siguió un máster en Literatura Hispanoamericana en la Universidad de Colorado, en Boulder. 
A los 19 años se inició en el periodismo como redactor practicante de la revista Caretas. 
Allí llegó gracias a una gestión de su padre, quien conoció a Fernando Ampuero del Bosque, por entonces subdirector del medio, cuando trabajaba de mesero en una pizzeria del distrito de Miraflores. 
Al periodismo le dedicaría trece años de su vida, en los que fue parte de medios como el diario El Comercio (Perú) y las revistas Somos y Caras. 
En el 2007 publicó su primer libro: un cuentario titulado "Punto de fuga" (Alfaguara, 2007). 
Seis años después, ya completamente alejado del periodismo, publicó "Contarlo todo", una historia que ha sido calificada de autobiográfica pues relata la historia de un chico humilde que deja el periodismo para convertirse en un escritor. 
Actualmente, Jeremías Gamboa trabaja en su segunda novela. 
A la vez, dicta talleres literarios y es columnista de la revista limeña "Asia Sur".
Es pareja sentimental de la dramaturga peruana Mariana de Althaus, hija del conocido periodista Jaime de Althaus.



   






a Jeremías por ésta  Experiencia Inolvidable.
Los invito a leerla  AQUÍ





Fuente de información: Que libro leo.com , Wikipedia , Isadora libros , Casa del libro

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...