8 oct. 2015

Francisco Piria - Una vida de novela de Yaraví Roig



La de Piria, sin dudas, ha sido una vida de novela. Fernando Juan Santiago María Piria Grosso nació en un Montevideo casi destruido por la mayor guerra civil de la historia, humeantes aún los cañones de esta Guerra Grande. Corría entonces la presidencia de Joaquín Suarez.
Hijo de genoveses que quisieron afincarse en nuestras tierras prometedora y maltratadas, al quedar huérfano de padre viaje –siendo un niño- al norte de Italia para ser educado por un tío jesuita. De regreso a Uruguay, con 16 años, comienza su gran epopeya.
Fundó más de setenta barrios en Montevideo y en el interior, también un pueblo: Joaquín Suarez; estableció una industria minera en el Cerro Pan de Azúcar, otra industria vitivinícola, construyó puertos, redes ferroviarias, palacios, castillos. Soñó con una ciudad encantada, semejante a los pueblos de mar de la región de Liguria, donde se educó, entonces construyó Piriápolis-la Heliópolis de sus sueños.
Fue el promotor número uno del turismo en el Uruguay, estableció fuertes vínculos con la Argentina, donde había comenzado a construir otra ciudad en Punta Lara: tenía entre sus planes levantar un puente que le uniera con Colonia.
Viajó por el mundo. Fue periodista, escritor, filósofo y ocultista. Su fortuna a base de trabajo y sin empréstitos llegó a ser la más grande del país.
Amó intensamente a la dulce y generosa Magdalena Rodino, su primera esposa y madre de sus hijos. Luego, las historias de amantes de los más variados orígenes, alimentaron las leyendas populares. Luchó siempre con la incomprensión y con las trabas políticas y burocráticas. Su inmensa fortuna fue difuminada como la arena del mar y en su megalítica obra Piriápolis, emergen apenas como lúgubres restos de un naufragio, los símbolos de la Sagrada Ciencia que él quiso legar a la humanidad. Y sin embargo con esos datos apenas si conocemos la vida de Piria.
Estas páginas nos devuelven al hombre real. Ni héroe, ni villano. Un hombre excepcional y controvertido que Yaraví Roig supo plasmar con tanta cercanía que el relato se vuelve apasionante.




Yaraví Roig



conoce el sitio web de la autora, clic en la imagen



Yaraví Roig nació en Piriápolis el 6 de enero de 1948. Se recibió de maestra en el año 1967, efectuó un postgrado en Educación Especial en los años 1972- 1974. En 1976 emigró a Venezuela. Ejerció la docencia durante treinta años en Escuelas especiales de Uruguay, Venezuela y República Dominicana.
Estudiosa e investigadora de Religiones Comparadas, Kabbalah y Alquimia. Dio conferencias y talleres sobre el tema en Barcelona y Uruguay. Es madre y abuela.

En lo literario, Roig ha publicado varios libros de ensayo e historia, así como de cuentos y narrativa fantástica.
-Publicó su primer libro en 2002, llamado Solsticio de Verano.
-Mas tarde llegaron Carmen vida mía-¿Hija o amante de Piria? en 2008.
-Presagio del Sol en Piriápolis en 2010.
-Bitácora del Futuro en 2012 - novela inspirada en el Socialismo triunfante de Francisco Piria (2011).
- Francisco Piria - Una vida de novela en 2013
- Delmira. El Cisne Rojo en 2014



Entrevista radial a Yaraví Roig 
por Abrepalabra-Océano FM


"Como piriapolense, como una niña habida de descubrimientos y con una fantasía muy grande, yo encontraba que ésta ciudad nuestra, era una ciudad distinta, que tenía como un encanto, una magia, pero nosotros los niños, en aquella época, no podíamos, teníamos una educación muy racionalista y no podíamos hablar de eso. Tampoco pude, durante los años de maestra, hasta que el descubrimiento no fue no solamente empírico, sino también de los sentidos y la intuición, fue más poderoso y me puse a escribir y me puse a investigar más. "


- ¿Viene seguido a Montevideo?

- No, tu sabes que no es que me guste mucho venir a Montevideo, pero vengo cuando tengo que venir.

- Por necesidad no mas.

- Por necesidad, si llaman vengo.

- Justamente la pregunta es, si siempre ha vivido en Piriápolis.

- No, yo he vivido en otras partes. Viví en Montevideo en mi época de estudiante, viví los primeros años de mi carrera también, luego emigré, viví en Venezuela, viví en Chile también, en España, pero siempre vuelvo a Piriápolis, y siempre voy a volver, porque los piriapolenses somos así todos, nos vamos, pero bueno, un poco como somos todos los uruguayos, pero los piriapolenses tenemos un apego muy especial, no se, es un poco como un hechizo.  Piriápolis es así, cautivador, hechizante.

- ¿Cuándo empezaste a estudiar las religiones, como la Kabbalah y la Alquimia?, ¿qué te llevó a descubrir eso y qué interés?

- Bueno, Francisco Piria.
Así es, te digo que a partir de él, porque como te dije, me crié en Piriápolis y era una niña muy inquisitiva, quería saber lo que era toda esa simbología que había en Piriápolis, además sentía, sentía cosas. Yo caminaba por el bosque -aquel bosque de San Francisco que era cerrado totalmente, hay una zona de pino que no se si ustedes lo conocen- e íbamos a ese lugar cuando teníamos diez años, y era como ir a un bosque fantástico. Yo tenía la impresión que ahí ocurrían cosas distintas , muy sensible siempre fui a esas cosas, y luego empezó el tema de Piria. Hubo investigadores que trataron el tema de la alquimia y de interpretar la simbología de Piria, toda esa simbología que hay en Piriapolis, y a descubrirse lo que era, entonces ahí fue donde me enganche con el tema, y me empezó realmente a fascinar.
Por ejemplo, que esa Stella Maris, esa virgen de los pescadores  que esta en el Cerro San Antonio, no es una virgen común y corriente, es un símbolo de la Alquimia, que si la vemos por delante es una mujer , que tiene su vestido, mostrándose la barriguita que esta embarazada y por detrás es el hijo, es Jesucristo con su manto. Tiene una serpiente que enrosca sus pies, que es la sabiduría, la media luna, es todo un símbolo muy muy muy esotérico, dicen que se asemeja a Hécate, la antigua diosa egipcia de la hechicería, de la magia.
El tema es que ese lugar, independientemente que este la virgen ahí, se llama Punta Imán, que es el lugar donde las brújulas de los barcos se desnortean, se vuelven locas, pero eso es previo a Piria, eso esta en notas náuticas, se llama Punta Imán y sucede hoy en día e incluso los celulares más modernos llegan a perder conexión en ese sitio. Entonces ahí en ese lugar, Piria plantó esa virgen, esa estatua ya sabiendo y debajo puso la piedra fundamental de Piriapolis. Ese es uno de los lugares fantásticos, más poderosos, con una energía muy tremenda en Piriapolis, donde esta la Stella Maris, y además el paisaje es bellísimo, con toda la costa, la playa del puerto, es bellísimo.

- La geografía de Piriapolis es excepcional.

- Es una postal Piriapolis

- Dos cerros, el Pan de azúcar al fondo, una bahía, es increíble.

- Si es una maravilla.
Playa de Piriápolis
Y después todos los demás símbolos. Ese Cerro del toro, con esa catedral, ese toro echando agua por la boca, esos doce asientos que hay debajo, que es un asiento para cada apóstol o las doce tribus de Isrrael, toda una simbología muy culta, que estuvo siempre, y los que crecimos en Piriapolis no la sabíamos hasta hará unos veinte años atrás que empezaron las investigaciones.

Playa en Diano Marína
Piria se crió en Italia, y volvió de adolescente a Montevideo, muy pobre. La madre lo mandó para que lo educara su tío, porque había quedado viuda, a él y a su hermano, pero el lugar donde se crió es una réplica de Piriapolis, es en San Reno, en Génova, Diano Marina se llama el pueblo y si ustedes lo bajan por Internet les va a parecer que están viendo fotos de Piriapolis.
Entonces no nos extraña nada, que cuando hizo su excursión al este, buscando un lugar donde establecer la ciudad de sus sueños, cuando llegó a esas tierras de Piriapolis, dijo bueno éste es el lugar.

- Pero es un diseño también -bueno en la presentación lo escuchábamos- con una formulación esotérica casi. 

- Si claro, totalmente. Porque él aprendió mucho durante su estadía con ese tío jesuita que lo educo. Aprendió mucho sobre el tema, hay que ver que los jesuitas, en cierta manera fueron los que recibieron los herederos de la antigua tradición templaria, de aquellos caballeros templarios que eran magos y monjes al mismo tiempo, que tenían una tradición y conocimientos sobre las ciencias ocultas muy grande. Y ahí, digamos que fue la semilla que se planto en él.
Y después a medida que el iba desarrollando todo su potencial como rematador, como empresario, y a medida que fue haciendo esa enorme riqueza -hay que ver que Piria era tan rico, que el propio estado le pedía dinero prestado, era como el banco, nunca le pidió dinero a nadie todo lo hizo por su esfuerzo y con su trabajo-  y en ese momento empezó a viajar.
Viajaba muchísimo a Europa, y en aquella época que para viajar a Europa, había que viajar un mes y tuvo contacto con muchos ocultistas de la época. En la biblioteca de Piria, cuando él falleció se encontraron libros de Alan Kardec y Madame Blavatsky ,que fueron digamos, los pesos pesados del ocultismo del siglo XIX.  Alan Kardec que fue quien fundo el espiritismo y Madame Blavatsky que fue la maestra de Alan Kardec.
Y él tuvo vínculos con ellos, e incluso a Madame Blavatsky la conoció en Rusia, se fue a Rusia a conocer a Madame Blavatsky, entonces todo eso lo aprendió ahí.

- La historia de Piria es increíble.

- Si, es increíble.

Escuchar la entrevista completa AQUÍ.
Transcripción del audio, Ana R.






 Fuente de información: Isadora LibrosPortal Montevideo , Canal YouTube América del Sur tv Hologram&Animation Studio tv , Abrepalabra Radio Oceano FM , Uruguay cultural ,




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...