21 feb. 2016

Carlota Ferreira. Retrato de una mujer que se inventó de Diego Fischer

Puedes leer el prólogo del libro, clic en la imagen



¿Existió Carlota Ferreira? ¿O es una leyenda tejida a partir de un retrato? ¿Quién fue efectivamente esa matrona de gesto altivo y mirada desafiante que Juan Manuel Blanes inmortalizó? ¿Podía una mujer en el Uruguay del último tercio del siglo XIX jactarse de sus amoríos y aventuras? ¿Es cierto que la dueña de esa figura corpulenta fue amante del pintor y esposa de su hijo menor? ¿Qué pasiones pueden llevar a un joven a matar a su hermano por una dama quince años mayor que él?
Carlota Ferreira. Retrato de una mujer que se inventó es una investigación periodística de Diego Fischer que derriba varias leyendas y mitos.
Es el descubrimiento de un mundo misterioso, por momentos sórdido y cruel, cuyos protagonistas parecen haberse puesto de acuerdo en sembrar acertijos y cubrir los hechos con una patina amable para que la historia los recogiera con una mirada ingenua.
Aquí está la historia de una mujer cuya existencia, real o ficticia, el lector deberá descubrir. Es también el retrato que Juan Manuel Blanes jamás pintó: el de un país que buscaba su identidad y una sociedad hipócrita que castigaba a sus mejores talentos.



Diego Fischer


Puedes visitar su sitio web, clic en la imagen



Diego Fischer nació en Montevideo en 1961. 
Cursó estudios de Periodismo en la Universidad de Navarra (España) y en la Universidad de Boston. Desde 1980 ha trabajado en prensa, radio y televisión. 
Fue corresponsal en Uruguay de la agencia de noticias norteamericana United Press International (UPI) y colaborador del diario La Nación de Buenos Aires. 
Ha publicado 11 libros, entre los que se destacan los tres tomos de Al este de la Historia (1998-2006), Que nos abrace el viento. Historia y Leyenda de Antonio Lussich (2004), Al encuentro de las Tres Marías Juana de Ibarbourou más allá del mito (2008, declarado libro de oro por la Cámara Uruguaya del Libro y uno de los cinco libros de no ficción más vendidos en los últimos 25 años en el Uruguay). En 2010 publicó Qué tupé Batlle–Beltrán. ¿Duelo o asesinato? En el 2011 Hasta donde me lleve la vida, biografía novelada del pintor Carlos Páez Vilaró. En 2012 A mí me aplauden, biografía de China Zorrilla y en el 2013 Serás mía o de nadie. La verdadera muerte de Delmira Agustini
Fue productor, director y guionista del documental Cien años Punta del Este (2007) y de 12 documentales breves sobre la historia de la Península (2009). Además de la serie de documentales Homenaje de Europa al Bicentenario uruguayo (2011), de Historias, relatos y sueños. 150 años de la inmigración suiza al Uruguay (2011) y de Algo interesante que contar (2014). 
Es autor de cuatro obras de teatro estrenadas. 
Actualmente es columnista del diario El País y asesora a empresas privadas en temas de comunicación.



Entrevista al autor por Gerardo Sotelo


   


- ¿Es un truco de la editorial para vender más libros, eso de si existió o no existió?

- No, no tuvo nada que ver la editorial en eso, es que la historia de Carlota o de quien conocemos como Carlota es una gran interrogante o una sucesión de interrogantes o una sucesión de acertijos, es decir, evidentemente fue una mujer que se fue inventando, que debió inventarse o que quiso inventarse, y bueno, ese mismo juego que a la hora de investigar y escribir el libro -yo sostengo que Carlota nos planteo a nosotros y digo nosotros, porque constituí un equipo para la investigación porque era tanto el material y en distintos espacios geográficos, Montevideo, Salto, Buenos Aires, Concepción del Uruguay, que bueno, reuní un equipo no muy numeroso, tres personas, Fernando Bonilla aquí en Montevideo y Nacho Canepa en Buenos Aires - y esos mismos acertijos que en lo personal tuve la sensación que Carlota desde ese cuadro emblemático, icónico de la pintura uruguaya, nos iba lanzando a lo largo de nuestro hurgar por archivos y bibliotecas, de alguna manera yo se lo traslade también a los lectores.

- ¿Tenemos que empezar por la imagen del cuadro para ir develando éstos misterios?

- Bueno por allí empecé yo, por allí empecé yo.

- Hay una primer interrogante ¿quién es la mujer del cuadro?, ¿es Carlota Ferreira?, ¿era ese su nombre?, ¿por qué a ella eventualmente?.

- Bueno hay un cuadro, o dos cuadros.

- Dos cuadros si, porque la foto de la mujer desnuda, presuntamente es Carlota Ferreira, sin presuntamente, esa es Carlota Ferreira, no parece ser la misma que la del cuadro conocido.

- Bueno es parte de la historia pero algún dato vamos a dar. En el retrato que muchos conocemos, o todos conocemos rodeados de leyendas, Blanes pintó eso, un retrato de una manera, digamos tradicional. En el otro cuadro que tu haces referencia, que es Mundo, Demonio y Carne, que esta en el Museo Blanes - éste el del retrato está en el Museo Nacional de Artes Visuales del Parque Rodó - pero Mundo, Demonio y Carne está en el Museo Blanes de la avenida Millan, y en aquel cuadro Blanes pintó el alma de Carlota. Yo los invito a que lo vayan a ver, primero que lean el libro y después que vayan a ver el cuadro para entender ésto que estoy diciendo, que fue una de las conclusiones a las que llegamos, no solo conclusiones.








- Qué bibliografía o que historiografía hay sobre Blanes? Estamos hablando del pintor mas trascendente del Uruguay, el mas trascendente hasta hoy ¿no?


- Si, sin dudas, por lejos.
¿Qué bibliografía? Fernandez Saldaña que fue un historiador reconocido en su época, su diccionario sobre personajes del Uruguay entre 1800 y 1940 es un libro consulta, en lo personal permanente. Y el libro de Fernandez Saldaña y otro de Salterain y Herrera, pero el de Fernandez Saldaña es como la biblia sobre Blanes, pero que pasa, se llama Juan Manuel Blanes vida y obra. Fíjate vos que curioso, fue escrito en 1930 -por lo pronto la edición que yo tengo es de 1930, no se si hubo re ediciones - ¿por qué la escribe Fernandez Saldaña? Porque se lo encarga el mayor coleccionista de obras de Blanes que hubo en Uruguay que fue Fernando García.

- Había por allí algún interés distinto al del rigor del historiador que tiene que contar una historia, por lo pronto.

- Por lo pronto había un condicionamiento y en ese libro, como en tantas otras biografías que se han escrito sobre Blanes, en ese libro concretamente, de Carlota hay una línea. En tal fecha -que además esta mal la fecha- pintó el cuadro de Carlota Ferreira. Y la cantidad de documentos, hay que tomarse el trabajo de investigar, porque uno cree que uno va al archivo y cae una carta y acá esta, no hubo que leer centenares de cartas en distintos lugares - la letra de Blanes es una letra por lo pronto, después vas acostumbrando la vista no, pero es muy difícil, hay que ir con lupa - y una cosa que nos pasaba era que ese archivo no esta completo, porque otra parte esta en el Museo Blanes de la avenida Millan, -todo muy bien guardado y clasificado, ojo - y otra parte esta en el Museo Histórico Nacional, y algunas pocas cosas están en el Museo Nacional de Bellas Artes. Entonces lo interesante de todo ésto fue que en determinado lugar encontrábamos algo y después íbamos, por ejemplo al Museo Histórico y encontrábamos la respuesta a determinadas historias o cartas.
Pero por allí no aparecía Carlota, no aparecía, y no aparecía y no aparecía hasta....

- Y que no era una historia para que no apareciera en las historias oficiales.

- Claro, pero Blanes e incluso se cuidó de no dejar constancia en su correspondencia, sobre todo por su hermano, que tenía una relación, muy muy próxima, de confidente, y creo que su hermano Mauricio tuvo como una suerte de padre de Juan Manuel, era un poquito mayor y oficiaba, era su administrador, su hombre de confianza, su confidente, y en él cuenta episodios de aventuras románticas o de sus deslices en Italia y en Montevideo.

- Pero no habla de Carlota.

- Pero nunca de Carlota.




- El cuadro tiene otra cantidad de cosas que muestra a una mujer, con una personalidad, con una fuerza y diciendo aquí estoy yo, y creo que ahí esta uno de los secretos de Carlota. Uno se puede preguntar, bueno no era una mujer linda, no por lo pronto en el cuadro. También tengamos en cuenta que en el cuadro, Carlota tenía entre 50 y 52 años, estaba en pleno climaterio. Pero de todas maneras, esa mujer tenía una serie de encantos y creo que pasaba por esa personalidad, por su desenfado y por su -digamos ella tenía bien claro a dónde quería llegar, y no le importo, no le importo los medios nunca. 

- A dónde quería llegar o de dónde quería huir .

- También , esta muy buena la reflexión o la acotación.

- Es una pregunta también, osea, ¿tenía claro a dónde quería llegar o fue tratando de ascender?

- Ella quería ser "reina" y aceptada por esa sociedad Montevideana cerrada, pacata de -no olvidemos que Montevideo entonces tenía, estamos hablando en la etapa que ella reino, y ésto lo digo con doble sentido, es la etapa que ella desplegó toda su...

- De hecho quedó inmortalizada como la reina del Uruguay del siglo XIX por Juan Manuel Blanes, no hay ninguna otra mujer que tenga ésta estatura en la pintura uruguaya.

- No, sin dudas, Es un cuadro, es un icono

- Hablando de Salto, ella después volvió a Salto y se caso con otra figura.

- Es decir, ella va a Paris, termina su relación con Nicanor Blanes, que duro menos de tres meses y atrapa y captura -porque ella es una suerte de animal, es fiera que captura presas-. Es una depredadora, si me decís una definición de Carlota, es una gran depredadora, que él en determinado momento de su vida, después de la muerte de su primer marido, bueno le toma el gusto a los jóvenes. Hay un dato muy interesante, que también es un aporte del libro, siempre se dijo que Nicanor, el segundo Nicanor, -porque esa historia no la terminamos- el segundo Nicanor, porque el primer Nicanor murió poco antes de cumplir el año y después en 1858 nace otro niño que los padres, no se si siguiendo una costumbre de la época, le ponen Nicanor, o porque yo sostengo que Blanes nunca se recupero de la muerte de su hijo, y ese segundo Nicanor nunca existió a los ojos de la ley. Nunca tuvo partida de nacimiento.

- Cargo digamos, además de con el nombre con los datos de afiliación de su hermano muerto.

- Y lo ves, es terrible, porque lo ves en la partida de matrimonio por ejemplo. Nunca tuvo partida de nacimiento, ni partida de defunción y hay ahí un punto de encuentro también con Carlota, porque Carlota nunca tuvo partida de nacimiento y no sabemos si partida de defunción, porque según la muerte de Carlota, al día de hoy no sabemos nada, solo leyendas.


Ver la entrevista completa en los videos.
Transcripción del audio, Ana R.






 Fuente de información: Isadora Libros en Mercado Libre , Wikipedia , Sitio web del autor , Canal 20 en YouTube ,

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...