18 jun. 2016

Estoy Bien de Juan José Benítez



Estoy bien, de J. J. Benítez, autor de obras como la exitosa saga Caballo de Troya (Jerusalén, Masada,...) o A 33.000 pies, es un libro 100% J.J. Benítez.
El libro abre un debate sobre la existencia del más allá y da un mensaje de esperanza ante la muerte. A lo largo de cuarenta años de investigación, el autor ha reunido un total de 160 casos fascinantes de apariciones de gente ya fallecida, recopilados en un libro con gran documentación gráfica (fotos, mapas, archivos…).
Estoy bien es un libro en línea con los recientes éxitos Al otro lado del túnel y La prueba del cielo.
J. J. Benítez se licenció en Periodismo en la Universidad de Navarra. Era una persona normal (según sus propias palabras) hasta que en 1972 el Destino (con mayúsculas, según él) le salió al encuentro, y se especializó en la investigación de enigmas y misterios.
Ha publicado más de cincuenta libros. «Las experiencias seleccionadas para Estoy bien fueron vividas por mujeres y hombres de diferentes clases sociales, edades, creencias religiosas y niveles culturales. Todos tienen algo en común: no mienten.» J.J. Benítez.
El libro está clasificado en la materia autoayuda. En su nuevo libro, J.J. B, autor de la exitosa serie Caballo de Troya, trata sobre un tema de máxima actualidad: la muerte. Se trata de la primera investigación del autor, que empezó en 1968 y acabó a finales de 2012: 160 casos de muertos que “vuelven”. El autor ha viajado por todo el mundo en busca de historias y para hablar con los protagonistas o familiares de los casos. Más de 160 testimonios desde el otro lado del túnel que cambiarán su visión sobre la vida y la muerte. Nadie mejor que Benítez para contar historias de muertos que vuelven. Si tan solo uno de estos testimonios fuera cierto el «más allá» sería real. Un tema fascinante explicado por el mejor Benítez.
«Lo sobrenatural, si ocurre dos veces, deja de ser aterrador.» Jorge Luis Borges.








Juan José Benitez


Pincha la imagen y visita el sitio web del escritor.




Juan José Benítez es un experto en investigaciones, en especial de misterios y grandes enigmas.
Escritor, investigador, periodista, quizá no sepamos como definir a un hombre que ha dedicado más de media vida al estudio de todo lo que nos rodea.
Nació en Pamplona un 7 de septiembre de 1946. Con tan solo 15 años ganó su primer sueldo trabajando en una fábrica de cerámicas, pintando y decorando jarrones. Licenciado en Ciencias de la Información por la universidad de Navarra en 1965. Comenzó a trabajar para el periódico La Verdad, de Murcia en enero de 1966. Después realizó el servicio militar en Zaragoza donde comienza a trabajar para el periódico Heraldo de Aragón.
Se casó con Raquel, de quien tuvo cuatro hijos: Iván, Satcha, Lara y Tirma. Más tarde se traslada a Bilbao donde continuó como periodista para La Gaceta del Norte y allí nace su última hija, Tirma. Fue en ese mismo periódico cuando en 1972 recibió en redacción un teletipo que hablaba sobre un aterrizaje OVNI en Burgos. A partir de ese momento, cubre todas las noticias relacionadas con este tema para su periódico.
En 1974 un teletipo de EFE, relataba como un grupo de peruanos, el IPRI (Instituto Peruano de Relaciones Interplanetarias; Cuyo presidente y fundador era Carlos Paz García), aseguraba estar en contacto con seres extraterrestres. Juanjo fue el encargado de cubrir la noticia y viajó a Perú. Este grupo afirmaba estar en contacto telepático con seres de Ganímedes, el mayor de los satélites de Júpiter. En una de las citas que concertaban, el nombre de J.J. Benítez apareció en la lista de las personas de contacto y así fue como aquel día 7 de septiembre de 1974, Juanjo pudo asistir, en los arenales de Chilca, a un avistamiento programado.
A raíz del envío de sus crónicas al diario, el grupo IPRI y su “Misión RAMA” fueron conocidos en toda España.
Posteriormente, esas experiencias de Juanjo serían recogidas en su libro “Ovnis:SOS a la humanidad”, aunque el primer libro que se publicó de él fue el segundo que escribió, titulado “Existió otra humanidad”, y en el que investigaba las “Piedras de Ica”.
A raíz del éxito de este libro, en ese mismo año, pudo por fin ver la luz el primero: “Ovnis: SOS a la humanidad”. A pesar del éxito de sus investigaciones, en 1977 comienza a tener serios problemas para seguir difundiendo el tema OVNI por causa de diversas presiones, por lo que decide abandonar el periodismo para dedicar todo su esfuerzo a la investigación del fenómeno OVNI.
Durante varios años se dedicó a investigar a lo largo y ancho del mundo, siempre tras los ovnis.
Los libros se sucedían: “100.000 km tras los ovnis”, “Documentos oficiales del Gobierno Español”, etc. Hasta que en el año 1977 una información vino a cambiar el curso de su vida. Un equipo de científicos vinculados a la NASA -no católicos- había demostrado, tras tres años de investigación, que el cuerpo que envolvió la Sábana Santa correspondía a Jesús de Nazaret.
Hasta ese momento a Juanjo, según sus propias manifestaciones, la figura de Jesús de Nazaret le había traído sin cuidado. Pero a partir de ese día, y a raíz de esa investigación, algo nuevo empezó para él. Escribió su libro “El Enviado” basado en dichas investigaciones, y fue ese libro el que le llevó a entrar en contacto con el mayor, que le proporcionaría toda la documentación para poder escribir su famosa saga de “Caballo de Troya”.
En 1979 dejó el periodismo activo y se dedicó a la investigación por completo. Desde entonces ha ido compaginando sus investigaciones sobre los ovnis y los “no identificados”, con la de la vida de Jesús de Nazaret.
 El 31 de julio de 1995 vio cumplida su mayor ilusión. Vivir al lado del mar, de la mar, como a él le gusta decir, en Barbate, en una casa llamada Abba, junto a su esposa Blanca y sus dos perros. Lo cierto es que muchas de sus investigaciones y el material de donde saca información no lo conocemos, como él mismo dice cuando le hemos preguntado, "si supierais la verdad no me creeríais". Este es a grandes rasgos J.J. Benítez. un hombre que celebra la Noche Buena el 21 de agosto.



Entrevista al autor por Yohanan Díaz Vargas






- Bueno, cada vez que tiene oportunidad Juanjo de estar acá en la República Mexicana, ya sea de que andas de incógnito haciendo alguna investigación o que vienes a presentar libro, y en ésta ocasión vienes a presentar un nuevo libro que se llama Estoy Bien.

- Si, si ésta vez vengo oficialmente y bueno a explicarle al pueblo mexicano que verdaderamente tiene razón, cuando hacen una fiesta de la muerte, están totalmente ... tiene sentido, es decir, la muerte debería ser una fiesta, pues incluso hasta en eso os habéis adelantado, porque bueno Estoy Bien es una recopilación de casos, de investigaciones que yo he hecho personalmente sobre personas, gente que dice haber visto a amigos o familiares muertos y bueno, a mi me impresiono muchísimo profundamente.

- Hablamos entonces de que en tu libro mencionas acerca de los resucitados. ¿Por qué los resucitados?

- Bueno, yo los llamo así, es una manera de hablar, en fin, como para entenderme conmigo mismo. Son seres muertos, personas muertas, que según éstos testimonios, se presentan delante de amigos o familiares y les hablan, o les dicen algo o no dicen nada, simplemente sonríen o están ahí o se dejan ver. En casos más complejos, y más complicados salvan la vida de los testigos, le transfieren información sobre cuentas bancarias, de dinero que no conocen los familiares, en fin, pero siempre hay una razón, hay un motivo. La médula de Estoy Bien es llevar , con toda ésta investigación llevar un chorro de oxígeno al lector, de esperanza.

- 160 casos que abordas en éste libro muy boluminoso, donde nos mencionas, y que a mi me llama mucho la atención una parte, donde aparecen éstos seres, o éstos resucitados y la temperatura baja del lugar donde se encuentran.

- Si hay muchos casos en los que el testigo nota que hay un descenso importante de la temperatura, e incluso hay casos donde ellos hablan de 5 grados bajo cero o más y esa sensación de frío desaparece cuando se marcha el resucitado. Claro, yo he preguntado a científicos, qué posible explicación puede haber a eso, y la única respuesta medio coherente que he podido recibir es que quizás la materialización de esas criaturas, exige una absorción de calor, con lo cual obviamente produciría frío. Pero es que además, son testimonios de gente que no se conocen en absoluto entre sí, que nunca se ha publicado, y que sin embargo una enfermera de un hospital te habla de ese tema, un señor de EEUU te habla de ese asunto, en fin en lugares muy distantes, se repite el frío, un frío muy extraño que se mete hasta los huesos, muy raro y que congela, no todo el cuerpo sino partes del cuerpo.

- Ahora, ¿qué otras características encontraste en éstos casos que publicas en tu libro?

- Encontré que muchos de los resucitados emanan luz, como que tuvieran bombillas dentro, y emanan la luz, en otras también encontré la constante de la transparencia en el cuerpo, se ven los muebles a través del resucitado y también prácticamente en todos una sensación de felicidad una sensación extraordinariamente agradable, tanto en el personaje, en el resucitado como en el entorno, es decir la persona que ve, a la persona muerta queda muy satisfecha, con una sensación de paz increíble. Bueno normalmente esas son las constantes, son mas altos de lo normal, aveces flotan, en muchas ocasiones están levitando, están flotando, se desplazan sin mover las rodillas, es como si corrieran por un carril sin moverse, lo cual también te lleva a pensar que podrían ser hologramas.

- Ok, si nos damos esa posibilidad, ¿hologramas producidos por qué o por quién?

- Eso es una buena pregunta, yo -medio en broma, pero a lo mejor mas serio de lo que parece- entiendo e interpreto, en el otro lado puede haber un departamento de presencias y apariciones, entonces no necesariamente el muerto, la persona fallecida se va a presentar ante el familiar, sino que alguien puede usar la técnica que sea para materializar exactamente igual la copia del señor o de la señora, porque eso explicaría muchas cosas. Las características de transparencia, de volumen, e incluso yo recuerdo casos de personas que asustadas al principio al ver al abuelo tratan de golpearlo y entonces lo traspasan, el puño entraba en el cuerpo y salía. Entonces es una deducción lógica, ¿y no será que estamos viendo algo que no es lo que creemos?

- Hay algunos casos que mencionas en tu libro donde lo tocan, si hay un contacto físico con esas personas, ¿ahí cómo lo podríamos explicar entonces?

- No, no podemos, e incluso la presencia del resucitado quema las alfombras, o un cuadro, la lámpara que esta detrás o los muebles que hay cerquita, aparecen quemados, en las pinturas como si se hubiese ido el color, evidentemente dejan huella. Yo recuerdo el caso de un taxista en México que estaba en la playa y entonces vio, -le tocaron en la espalda, se dio la vuelta apareció su hermano que llevaba 21 años muerto- y estaban las huellas de los pies descalzos en la playa. Evidentemente ahí hay un peso, un volumen, hay una figura y un efecto físico. Entonces sinceramente no se, doy interpretaciones, pero es un poco dar palos de ciegos, porque no lo se.

- En éstos 160 casos que publicas en Estoy Bien editado por Planeta, las personas pueden encontrar las historias, veo que hay fotografías, veo que hay documentos, de que en realidad las personas fallecieron, veo los croquis, que eso llama mucho la atención, los croquis de tu cuaderno de trabajo, hacia dónde se movió, qué fue lo que hizo el testigo.

- Si, yo no entiendo lo que no puedo dibujar, y entonces a mi me gusta -aunque el testigo me lo pueda aclarar bien- a mi me gusta hacer unos croquis y unos dibujos donde mas o menos sitúo la escena y el testigo corrobora o no si es así, si estaba mas cerca, mas lejos, distancias, tal y tal. Yo creo que es una manera además, muy didáctica de que el lector aunque lo haya leído, inmediatamente se da cuenta de cuál es la escena, de cual es la situación y bueno, y además todas las comprobaciones que se puedan hacer. La primera comprobación de todas es si la persona de la que se habla está muerta, entonces hay que ir a los registros, para ver si están los certificados de defunción, a las tumbas, etc, etc.

- Claro, partir de lo básico.

- Y luego interrogar al testigo varias veces, con lapsus de tiempo para ver si hay alguna modificación.

- Pareciera que en el trabajo de Juan José Benítez, el tiempo es lo que sobra.

- A mi me falta, Lo que pasa es que yo trabajo -ya tengo la costumbre por el periodismo de trabajar 25 horas al día, sábados y domingos y días festivos- entonces todos los días cuando me levanto, me prometo solemnemente, eso va a cambiar, pero al final veo que no hay forma, entonces eso cunde mucho, y te da para hacer mucha... Mira, en mis archivos solamente del fenómeno OVNI, puede haber aproximadamente 500 o 600 casos que yo no he publicado todavía y espero sacarlos, porque es una información que no tengo porque guardármela yo.

- Tenemos éste libro, que estas presentando aquí en la República Mexicana, un libro que lleva apenas unas semanas ya a la venta y parece que va muy bien.

- Salió a principios de marzo y no tengo ni idea cómo va, sinceramente, pero el termómetro que me sirve por ejemplo ha sido en Mérida, en la presentación, entonces habían casi 1000 personas y mucha gente lo tenía ya, mucha gente ya me contaba casos y bueno, yo tomaba notas, teléfonos, como siempre no?.

- Ahora, el objetivo de éste libro, ¡nada mas es que se conozcan las experiencias de las personas?, ¿cuál es el objetivo principal, el espíritu de éste libro?

- El espíritu, yo creo que es muy simple. Yo me he limitado a contar los casos, sin entrar en interpretaciones y que el lector deduzca. Me gustaría que el lector que termine el libro tenga una agradabilisima sensación y quitarle hierro a la muerte. Que se le quiete el miedo a la gente a la muerte, o por lo menos un poco de miedo.

- Que hay mas allá.

- Es un chorro de oxígeno, es decir de esperanza, de decir, no se preocupe usted se va a morir, -claro que si, como todo el mundo- pero es que después hay mas y no es algo que yo me este inventado, ni sea un problema filosófico, no. Mire, aquí hay 160, casi 170 casos de personas -en principio de toda credibilidad- que te están contando una historia fascinante.



Ver la entrevista entera en el video.
Transcripción del audio, Ana R.






Fuente de información: Casa del libro, Sitio web del autor , Canal YouTube de Yohanan Días Vargas ,


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...