14 sept. 2017

El misterio del Corazón de Piedra de Carlos Ferrer Olmedo





Alguien definió esta historia como… “una narración mágica, donde el límite entre la leyenda y la realidad, a veces es difícil de distinguir”. Es la leyenda que hubo de transformar en un paraíso, el que una vez fue definido como el “lugar más triste del mundo”. 

El hallazgo, de lo que parecía ser sólo un hermoso corazón de piedra, el 11 de abril de 1930, se transformó en una importancia histórica sin precedentes. Unos días antes, el ex Presidente Baltasar Brum y el reconstructor de la Fortaleza de Santa Teresa Horacio Arredondo, se encuentran junto al océano conversando animadamente con un pescador conocido como el Vagabundo del Mar, un descendiente directo de arachanes, guardián de sus historias. Espontáneamente, les revela una de las más sagradas… la del Corazón de Piedra de Alúa. De hecho, el Prof. Carlos Ferrer logró acceder a tres fuentes diferentes con las cuales logró reconstruir la historia completa, que transcribe en su totalidad. 
Alúa es una pequeña nativa de la tribu Miní, donde hoy se halla el Fuerte de San Miguel. Al cumplir los trece años, como era costumbre se dirige al Cerro de las Mujeres, hoy conocido como Cerro Verde, donde se hallaba una escuela donde las jovencitas eran preparadas en los “caminos de la vida”. Con el tiempo el amor por un príncipe guerrero, fue compartido con el joven de la Laguna Negra; cuestión que habrá de culminar en un desenlace inesperado. Es aquí donde surge la presencia del Oyak, sabio guardián de historias poseedor del conocimiento de los ablandadores de piedras. En una asamblea memorable del pueblo nativo, ablanda una roca, crea un hueco e introduce en él, el corazón de piedra y lo sella. Pronunció una profecía que se cumpliría con el hallazgo del corazón en un tiempo futuro: “Regresarán arrepentidos, los amantes de Alúa, y hallarán su corazón. Entonces, este yermo será un Parque con estanques de agua y caminos entre verdes praderas. Pero habrá uno, que será llamado el Sendero de Alúa… Y todo el que ande por él, será llamado afortunado, porque se construirá en este lugar un Memorial al amor y a la Tierra sin Mal. ¡Y todo el que mire el corazón experimentará el encuentro de los encuentros de su vida!” 
El 19 de abril de 2008 se halla en el Parque Nacional de Santa Teresa, la roca de la cual fue extraído el corazón de piedra, con las sorprendentes señales que indica la leyenda debería poseer. Este hecho, sumado a la voluntad expresa de Horacio Arredondo de crear en el lugar una ermita y un “sendero”, han transformado la leyenda en una de las más misteriosas y bellas historias de nuestra región. El libro es de muy fácil y rápida lectura y esconde profundo secretos que, podrán ser hallados y profundizados por aquellos buscadores de la verdad. 



Carlos Ferrer


Pincha la imagen y visita su pag. de facebook



Hace 18 años el profesor Carlos Ferrer se traslada a La Coronilla, Rocha, Uruguay, para tomar un cargo en el liceo de ese balneario. La proximidad con la Fortaleza de Santa Teresa, le lleva a tomar contacto por primera vez con la leyenda nativa conocida como “El corazón de piedra de Alúa”. Confiesa… “Motivado sólo por el hecho de tratarse de una narración local, inicié una investigación que pensaba, apenas me iba a llevar un par de semanas ¡Y mira! ¡Un par de décadas después seguimos, ahora en equipo, realizando hallazgos relacionados a la misma!” Y añade con asombro “Lo que creí, no pasaría más allá de ser una bellísima leyenda indígena, se trasformó en una historia tangible de ribetes mágicos”.
El corazón de piedra es real, los lugares geográficos existen, la roca de donde fue sacado el corazón fue descubierta el 19 de abril de 2008 y existe, con todas las marcas que narra la “leyenda” debería poseer. Interrogado el profesor sobre lo que, considera más destacable o grandioso de este descubrimiento: vuelve a confesar y a decir: “¡Su significado! Hace poco creíamos que, estábamos al final de la investigación… y esto ¡recién está comenzando!”.



 




"El lunes 14 de agosto, acostumbrado a largas esperas, el Corazón de Alúa se vio sorprendido. 
Era uno de esos días en que la Fortaleza de Santa Teresa cierra sus puertas al público, para acicalarse y ponerse linda para el resto de la semana. 
Cuando con Javier Sosa irrumpimos ante su histórico portal, la idea era que nos permitiera hacer algunos cambios en su Corazón, que desde la década de los ’60 permanecía estático en un mismo lugar. En otra vitrina cercana, el Libro de Honor que contiene la leyenda original redactada de puño y letra por el ex presidente Dr. Baltasar Brum, así como las fotos originales del hallazgo en abril de 1930, pasaba desapercibido, al grado que muchos lo confundían con un misal. De hecho, el Libro de Honor fue inaugurado en aquella fecha como un libro de firmas, transformándose con el tiempo en un invaluable registro histórico. 
Luego de 60 años el Corazón de Piedra, símbolo eterno del Parque de Santa Teresa, retoma su sendero hacia el lugar donde el 11 de abril de 1930 fue hallado, el Cerro Árido. Hoy y por un poco de tiempo más, permanecerá protegido en la Fortaleza de Santa Teresa hasta que Dios así lo disponga."

Carlos Ferrer.




 Fuente de información: Carlos Ferrer Facebook


1 comentario:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...